Cuánto me ha ayudado en la vida saber reparar

Llevo reparando desde siempre.

Bueno, casi.

Al principio no era capaz de reparar nada.

Más bien empeoraba.

Todavía recuerdo una radio de mi madre.

No fui capaz de volver a montarla.

Pero hubo un momento…

Cuando aprendí cómo funciona cada elemento…

En el que todo cambió.

Empecé a resolver algunos problemas.

Cada vez más.

Cada vez más complejos.

Algunos realmente complicados.

Cuando miro hacia atrás me doy cuenta de cuánto he evolucionado.

Pero quiero destacar otro enfoque.

Cómo ayuda saber reparar en otros aspectos de la vida.

Al final, la vida nos plantea retos.

Problemas…

Situaciones en las que hay que tomar decisiones.

En la mayoría, podemos tratar los problemas como averías.

Por ejemplo…

En una avería, analizamos los síntomas…

Hacemos ingeniería inversa…

Acotamos las secciones del equipo que falla…

Medimos y comprobamos componentes…

Hasta que damos con la causa raíz.

Así podemos aplicar una solución eficaz.

En la vida es muy parecido.

Surge un problema…

Analizamos qué efectos provoca…

Usamos la información que conocemos sobre el tema…

Así hasta que encontramos la causa raíz…

Buscamos soluciones…

Y aplicamos la que nos parece más eficaz.

No se trata de seguir los mismos pasos.

Más bien es tener interiorizada la filosofía.

Cuando estás continuamente resolviendo problemas…

Aunque sean técnicos…

Te resulta mucho más sencillo resolver retos de la vida.

Al menos diagnosticar y entender lo que pasa y por qué pasa.

Repito, porque es importante.

Es necesario entender el POR QUÉ.

La causa raíz.

O causa básica (no me gusta mucho este término).

Cuando entiendes la causa, todo cambia.

Por eso nos cuesta resolver muchos problemas.

Porque la causa no es visible…

O no somos capaces de verla…

O no está a nuestro alcance…

O nos falta información para entenderla.

Pero una vez que la descubrimos…

Las soluciones se hacen evidentes.

Por eso creo que saber reparar es esencial en la vida.

Da igual si son placas electrónicas.

O si se trata de algo más visual.

Como la fontanería o carpintería.

No importa el nivel.

Lo que importa es la mentalidad del análisis.

Si aprendes a analizar para encontrar las causas…

Tendrás mejores oportunidades en la vida.

Tomarás mejores decisiones.

¿Tiene lógica?

Déjame tu comentario aquí debajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.